El Ritmo de Nuestros Días

Desde que nació Domenico, siempre me preocupé por que tuviera algunas rutinas marcadas : la comida, el baño y el sueño. Te lo dicen los libros, los médicos, todos. Muchos lo hacen, otros parcialmente. Yo si era bien pegada a la letra. Con esto sentía que mi hijo dormía mejor, se despertaba más contento y al ir creciendo,él sabía lo que venía después ( a veces cambiaba pero mayormente no) y estaba tranquilo. Algunas personas pensaban que era estricta o histérica cuando me iba de una reunión a una hora porque debía darles de comer y hacer dormir a mis hijos en su casa (cuando eran bebés),pero así lo quería yo y son mis hijos. Actualmente, gracias a la educación en casa, podemos tener nuestro propio ritmo. Los días son parecidos, cambian cuando cambia la estación (en verano el ritmo cambia bastante) y tenemos rutinas de descanso, juego, comidas, deporte y juego al aire libre. Lo he hecho estos años por pura intuición y porque me siento cómoda así. Me doy cuenta que para mis hijos es importante que esto suceda de esta manera, ellos ya saben qué viene después y lo mentalizan, se preparan y tienen un día tranquilo. Algunos días cambiamos la rutina y los fines de semana la cosa cambia. Recién ahora me doy cuenta que intuitivamente estaba aplicando mucho de la educación Waldorf, que habla mucho del ritmo de los días y las semanas, lo importante que es que los niños tengan elementos que los ayuden a desarrollarse como seres humanos, en un ambiente lleno de afecto y protección.

En nuestra rutina está siempre :

– Tomar las comidas juntos

– Jugar

– Hacer alguna manualidad ( pintar, moldear, jardinería, cocina)

– Leer juntos o contar alguna historia

– Descansar o tomar la siesta

– Jugar al aire libre y socializar

Y yo gracias a este ritmo he aprendido muchas cosas. He aprendido a arreglar casi de todo, fabricar muchas cosas, estoy aprendiendo a hacer juguetes, a bordar, hacer manualidades, a comer más sano, preparar casi todo en casa y sobre todo a respetar el ritmo de nuestra vida, el mío, el de mis hijos (que fue lo que nos hizo decidir educar en casa) y para ello, a tener paciencia con uno mismo primero. Aunque me falta mucha, trabajamos todos en eso, todos los días. Visita a los Pantanos de Villa Jul 2013 (2)

4 thoughts on “El Ritmo de Nuestros Días

  1. Tus hijos son tu mejor trabajo,durante la crianza tratas de darles lo mejor sin esperar retribución alguna,es una obra
    hecha con el amor más puro del ser humano.
    Sigue adelante en esta hermoza tarea que haz emprendido.
    Besos
    Matty

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s